domingo, 23 de septiembre de 2012


Esos viajes en coche en los que te pones a escuchar música y a mirar por la ventana.
Notas el movimiento del coche, el aire de la ventana, el sol en la cara...
Puedes dormirte con una gran tranquilidad... y cuando mejor estás...
Ya has llegado a tu destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario